sábado, 7 de junio de 2008

Tan solo por saber

Pagaría convencido la fortuna que no tengo.
Cruzaría el mar nadando, vendería mis entrañas,
tan solo por saber
qué es en lo que estás pensando.

Cortaría el anillo de la nariz de Minotauro.
Mataría de un hondazo a Goliath y a su familia.
El diente de oro de Al Capone,
la trompeta de Louis Armstrong,
la corona de algún rey
me robaría con descaro,
tan solo por saber
qué es en lo que estás pensando.

1 comentario:

Nancy dijo...

A este texto le tengo un cariño especial, no sé por qué pero me encanta