viernes, 5 de junio de 2009

Narcótico

Las rutinas te acarician
hasta amansarte
para ponerte a dormir
para siempre

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Ojalá no caigamos en la casi nula seducción de la rutina, apostemos a la incomodidad crónica que nos caracteriza, no nos dejemos vencer...

Anónimo dijo...

yeah!

Anónimo dijo...

y... si en uno de esos sueños un reflejo te hace caer al precipicio tendrás la oportunidad de despertar y sacudirte la mufa de tantos años tapado,acurrucado y escondido del mundo.
Susana Moschini

Anónimo dijo...

Susana, lo decís por mi?

J.

Anónimo dijo...

ahhhh....No J...no lo digo por tí...por todos los que entramos como si nada a la rutina sin darnos cuenta. y como para respirar no hay que pensar...lo seguimos haciendo....hay que estar atentos al sacudón...
susana moschini

-bubulina- dijo...

I don't agree